martes, 30 de noviembre de 2010

Wikileaks, tiempo de abrir la mente


Las noticias de los últimos días que saturan los medios de comunicación del mundo se refieren a la filtración de información privilegiada del Gobierno de EE.UU diseminada por el Portal Wikileaks  que afecta la política y la economía de casi todos los gobiernos del planeta.
La obligación de todos los analistas es no descartar ninguna posibilidad, y de la misma manera que en los artículos anteriores pudimos adelantarnos a sucesos que se confirmaron tiempo después a partir de la proyección de  información este caso no es la excepción.
En el artículo anterior tímidamente entrabamos al tema del conflicto sin atrevernos a situarlo en nuestro país que sin duda se verá afectado por los efectos del nuevo orden mundial y no será ajeno al mismo aunque su posición geográfica es determinante para los intereses de Inglaterra en la región.
Dicho en forma más directa, si Gran Bretaña decide reformular su estrategia sobre los recursos energéticos de las Malvinas, es imperativo que el Rio de La Plata pierda el carácter de tal y tome el de estuario, antes que el Mercosur se consolide como unión Aduanera después de lo cual la Unión Política es inevitable.
Está bastante claro que el desmantelamiento de las FFAA Argentinas y Uruguayas no son ajenas a este propósito al igual que la concentración de recursos bélicos en la zona mencionada y la violación del derecho internacional estableciendo en forma discrecional una zona de exclusión en forma unilateral.
También es evidente que para mantener el equilibrio la Unión Europea o los países que responden al Eurodolar, tengan un puerto de aguas profundas, como alternativa de penetración económica complementaria de la propia a la región, y posiblemente ese rol lo desempeñe España, ya que el Presidente lo dijo públicamente ayer en el informativo central de la TV.
En este marco es importante interpretar qué efectos tendrá sobre el continente, la región y nuestro país, la bomba informática que se lanzó y que al igual que una vez aseguramos que la crisis inmobiliaria de EEUU era una pantalla para reformular el sistema financiero esto es mucho más, es en texto claro marcar la línea que adoptará el poder por la razón o por la fuerza y ningún Gobierno lo ignora.
La acción que ha nuestro criterio se lleva a cabo es el manejo de información dentro de las áreas de difusión, decir lo evidente termina el proceso de incorporación de datos, tal como lo mencionáramos en un artículo anterior que puede ver pulsando aquí,  es decir esta pasando del área cerrada que ubica a Inglaterra al frente del sistema al área abierta para reposicionar a EE.UU. en el rol que se le asignó desde su independencia a la fecha.
Los que interpreten el manejo de las áreas de la comunicación en este caso, deben tener en cuenta que esta operación no se puede efectuar con información distorsionada porque regenera el proceso de la información, de modo que bastará con aceptar su significado para deducir los efectos.
A partir de ahora lo único que necesitamos para enfocar el problema es dar una lectura correcta a las directivas que se dan a los gobiernos para entender el futuro y poder planificar nuestros actos para anticipar los efectos.-
Por supuesto seguiremos la evolución de este tema e invito a los que conozcan los principios de la guerra a enfrentarlos a la estrategia formulada y se sorprenderán como fueron considerados todos, lo que es imposible en una filtración, ya que es difícil en una planificación y reitero que en este artículo  afirme que este tema está relacionado a un conflicto cercano.

EDICION.
Publicaciones directamente relacionadas con el artículo posteriores al mismo:
Para acceder a la fuente pulsar sobre el tema:
1. Recursos de las Malvinas
El Departamento de Estado también indagó sobre eventuales acciones militares de Argentina, sola o con apoyo de Venezuela, por la exploración petrolera británica en las Malvinas.
2. Operación de Comunicación
Paradójicamente, los WikiLeaks podrían ayudar a restaurar la imagen de Estados Unidos a largo plazo





Publicar un comentario