jueves, 9 de agosto de 2012

La confusión global en la región


Quizás este sea uno de los artículos que más difíciles de  escribir para tratar de ser comprendido en la línea del análisis geopolítico que venimos siguiendo en el blog.
En el análisis anterior planteamos una situación regional consecuencia de los intereses de los bloques económicos latinoamericanos en relación a los canales de comunicación que representan las vías e distribución de la riqueza.
Para entender lo que sigue, hay que considerar esa situación inserta en el contexto continental y tenemos que tener en cuenta un nuevo actor, la banca internacional cuyos tiempos son diferentes de acuerdo a la posición geográfica. Es el capital relacionando los factores de la producción de acuerdo a los objetivos fijados y aquí cabe una aclaración sobre cómo se maneja el panorama que tenemos al frente.
Para ello debemos recordar que cuando se desea alcanzar un objetivo e ingresan variables inesperadas o producto de resistencias sectoriales fundamentalmente culturales y religiosas que son muy fuertes que la desvían del mismo, es necesario una acción de corrección para realinearla.
He leído que se intenta un cambio de dirección como forma de solucionar los problemas planteados, pero hay quien interpreta estas acciones como un cambio de objetivo lo cual es un error absoluto, ya que implicaría hacer un nuevo plan lo que inevitablemente tendría costos sociales impredecibles.
Es importante entender que estamos en una situación de confusión, si bien siempre se planifica en condiciones inciertas, la confusión es consecuencia de la necesidad de reformular permanentemente la situación para establecer las premisas y mantener el control, lo cual está fuera de contexto por varios factores.
El principal es que la velocidad de la evolución de los acontecimientos se disparó, la acción de distracción de la Banca con que se inició el proceso en el sector inmobiliario de USA corrió por el sistema financiero mundial y sumió a la Unión Europea en una espiral de la que no puede salir.
Todo apuntaba al relacionamiento con Europa por el Océano Atlántico, bajo control del eje Gran Bretaña-EEUU, pero el gran protagonista era Argentina, granero del mundo y receptor de las inversiones Venezolanas sobre el cuál pivotea el Banco Latinoamericano de inversiones, así se estaba estructurando.
Esta corriente llevó a relacionarse al bloque con países Árabes al borde de una guerra generalizada, pero el eje anglosajón  mantiene el control con presencia militar en Colombia y diplomático en Paraguay, pero lo perdería si se materializara la creación de un puerto de aguas profundas en Rocha que permitiera a Brasil una alternativa al pacífico.
La razón de la afirmación anterior es  porque las vías de comunicación regional terrestres son concurrentes para la salida de la producción por los puertos Argentinos, pero que pasaría si Brasil obtuviera un puerto oceánico en Uruguay, accedería a la producción primaria de las Provincias Argentinas, antes, a menor precio y con mayor capacidad industrial competiría en forma ventajosa. Lo importante es que quede claro que esta vía marítima  económica por ahora  es  Argentina.
Esta materia prima es del Mercosur, es decir que cualquiera puede industrializarla en los términos del tratado, pero el costo-beneficio está en función de la distancia como se expresó en artículos anteriores.
Para resumir si miran un mapa Brasil para su producción tiene una vía directa San Pablo-Cuaiba-Cochabamba, el tramo que falta de ruta Santa Cruz de la sierra a Cáceres, es la que está haciendo Bolivia a través de la selva y que tantos disturbios le causo ante la resistencia indígena.
Brasil para salir al mar tiene que atravesar territorio Chileno, el que perdió en la guerra del pacífico y tiene reclamado Bolivia lo que afectaría severamente su economía, y lo que es peor la de EE.UU ya que le daría a China un poder difícil de neutralizar, esa es una hipótesis de conflicto y en ese lugar hay desplegadas tropas Brasileñas.
Volvamos al puerto oceánico de Uruguay, como opción de Brasil a la zona de provincias y se ve que es más favorable ya que de Porto Alegre a Santa Fe donde cuenta con varios nudos de comunicación que lo llevan directamente al Pacífico, pero no hay tratados comerciales, los que hay son bajo la base de universos arancelarios de productos especificados bilateralmente.
Es indudable o así lo creemos que Brasil y Argentina decidieron que Uruguay haga un puerto de aguas profundas para contar con igualdad de opciones comerciales, y los sucesos de actualidad referentes al dragado del Canal Martín García, y otras que sin duda surgirán responden a esta decisión presionar a Uruguay, resultado Argentina y Brasil controlarán vías de comunicación .
Para hacer este puerto que cuenta con una boya petrolera de abastecimiento hay dos problemas, el costo de la eliminación de una zona muy grande  de playas en divisas del sector turismo  y  la creación de una infraestructura de servicios de puerto incluyendo rutas, lo más complicado es  la ingeniería para verter los desechos contaminantes de la operativa ya que se desecó la Laguna Negra.
Este puerto estaba en las prioridades de despliegue de la marina de los EE.UU, para su flota, con esta situación seguramente esa presencia se va a incrementar.









Publicar un comentario