domingo, 24 de marzo de 2013

Un mundo difícil de entender


Lo que comenzamos analizando como intereses regionales y su incidencia en nuestro país fue escapándose del control de autor y se localizó en el campo geopolítico.
Si bien en un primer momento pareció un vuelo en busca de una verdad que nos estaba vedada, sorprendentemente, se fue convirtiendo en algo más simple, interpretar y organizar la información disponible para sacar conclusiones que se aproximaran a la lógica de la existencia sin formular predicciones ni hipótesis.
Entendemos que este, es un momento oportuno para hacer un resumen de la situación que hemos venido desarrollando. cerrando la retroalimentación del sistema, para evaluar lo expresado y enunciar el resultado que hemos tenido.
Planteamos el problema a tres niveles Político, económico y social, condicionado por dos factores: el geográfico y tecnológico, aunque en los últimos artículos nos apoyamos en lo ético para referirnos al componente ideológico-religioso.
Esto no cambia la formulación porque este último al igual que el cultural forma parte del factor social, aunque es válido cuando su importancia lo requiere considerarlo como un componente más y esta flexibilidad es cada vez más relevante para seguir el proceso del cambio.
En lo político, confrontamos los intereses de los países de centro y la capacidad para alcanzar sus propósitos, en lo económico, la importancia determinante de las vías de comunicación por las que se desplaza la producción y en el plano social la expansión de la religión vinculada a aspectos étnicos-políticos y su incidencia relativa en el comportamiento de las colectividades asentadas en la región y su movilidad.
Cuando los conflictos se avecinan, hay factores que comienzan a predominar ya que estos nunca están en estado puro, es decir cuando se expresa que un tema es político-económico significa que aún no ha definido su perfil, y no es ni predominantemente político ni predominantemente económico.
 Pero un sub-factor nunca puede predominar y en este momento, ese,es el problema, cuando acompaña a un factor se debe leer que este predomina y si se formula como uno más, significa que se consideró como determinante principal, o la opción del diablo, se quiere enmascarar el perfil lo cual a nuestro criterio es lo que está pasando.
El sur se militariza, ya no está libre de armamento nuclear, Argentina manda mensajes al norte desmantelando las FF.AA. para dejar libre los recursos de la Patagonia a intereses  externos y mientras reclama  soberanía sobre las Islas Malvinas y sus recursos naturales, acepta una zona de exclusión asiento de una guarnición que por sí sola podría tomar su Nación.
La desaparición del líder Venezolano, cuyo país era reconocido como centro de poder latinoamericano por su participación financiera  en la región deja un vacío de poder que imperativamente debe llenarse.
Los dos países que están en condiciones de ocupar la vacante son Brasil y Argentina, el primero cumplió ese rol el siglo pasado apoyado por EEUU, pero en este momento que ocupa el 6to lugar en la economía mundial está alineado con China, Rusia e India con quienes promueve la creación de una moneda que sustituya al dólar como referencia de cambio.
Argentina es un caso diferente, durante la segunda guerra mundial se disputó el liderazgo de América del Sur con Venezuela, lo que motivó la intervención directa de EE.UU para neutralizarla por su inclinación internacional con Alemania.
En este momento la situación es diferente, sería una aliada incondicional pero la incertidumbre de las intenciones del club global aparentemente la condena a la espera.
Su alineación con Venezuela y la región, la lleva a establecer lazos con Irán cuya presencia en Bolivia es muy poderosa en términos de casi guerra con EEUU, y con Siria en conflicto con Israel.
Completan el panorama,  un anterior presidente descendiente de Sirios durante el cual se efectuó un atentado terrorista a la AMIA atribuido a Iraníes, y el agradecimiento oficial de Israel por nombrar un ministro de economía judío y el enfrentamiento del Gobierno con la Iglesia Católica  parece marcar una zona internacional de contacto con fuerte presencia de todos los actores involucrados.
La presencia política de algunas naciones se extiende por medio del Islam en el cuál navega el terrorismo ha llegado a todos los continentes con poder inusitado  sin exceptuar a EEUU donde hay representantes de esta religión en los órganos de gobierno.
En la actualidad mantienen conflictos de alta intensidad con componente religioso Egipto, Afganistán, Irán, Sudán, Bangladesh, Argelia, India, Líbano, Yemen, Siria, Libia, Turquía, sin olvidar la invasión de Francia a Malí para defender intereses de la Unión Europea.
Así como la doctrina imperialista del Marketing arrasó los valores nacionales bajo el slogan de "Lo global levanta vuelo"  cambió el sentido de la comunicación en la mezcla comercial por un modelo de dominación tecnológica y masificación llevando la tecnología a primer plano.
Por su parte la geografía asiento de las comunidades organizadas  se volvió prioritario en la toma de decisiones políticas en un mundo donde la escasez de recursos es creciente.
 Los países distribuidores guionistas del cambio vienen por ellos, ya están acá apropiándose de insumos perecederos, sabiendo que  los gobiernos no están prontos para cumplir con su función dentro del Estado porque todas las respuestas están digitadas.
Las condicionantes geográfica y tecnológica fueron bien empleadas, enmascararon el verdadero perfil del conflicto que sin lugar a dudas es predominantemente social porque todos sus subsistemas están comprometidos.
Pero lo social repercute en lo político e incide en lo económico, no desaparece, y eso es lo verdaderamente genial del manejo de la comunicación opresora,  lo guardan en la "imagen" bajo la decisión de "instalarlo en el debate".
Crear una imagen capaz de hacer eso no es difícil con respaldo institucional, el comité global también lo hace, pero el cambio de coreografía en el escenario mundial, lo llevó a considerar otra opción, contestar en el mismo plano.
Casualidad, planificación, ordenamiento, adaptación o como se lo llame, hoy el mundo habla de la nueva iglesia, y cambiaron la interpretación del dogma,  Judas entregó a Cristo porque sabiendo de su grandeza pensó que iba a oponerse a los romanos con todo su poder, y aunque se equivocó, su intención fue buena.

En definitiva trasladaros la confrontación de ideas al sur donde hace tiempo expresamos la definición del conflicto general y en ella involucraron a 1,165,714,000  personas de todo el mundo para equilibrar la balanza con los 1.678.442.000 musulmanes. El nuevo Papa que desde este espacio esperábamos fuera africano por ser el centro de la confrontación armada, no es ajeno al mismo, es nativo del terreno donde están sucediendo los acontecimientos, el mensaje es "nos equivocamos" el problema está más cerca de lo que estimábamos.
Ahora solo resta esperar que evolucionen los acontecimientos para ir actualizando  la situación en un esquema en que un país totalmente militarizado como Corea del Norte apunta con sus misiles a EEUU y amenaza lanzarlos.

Publicar un comentario